Historia y organización

Pillín, Pirincho 1 y Pirincho 2, Gruguer, Bony, Pataska, Wiwi, Coca Cola, Marcela, Cheche, Linda, Paca, Titi Zapatiti, Zuni Aru, Nubeluz, Pelusa 1 y Pelusa 2, Tota, Orejotas, Coqueta, Britney, Lili, Chiqui Belinda, Clefas, Bones, Murci, Yolito y Bobby son algunos de los nombres de los casi 30 perros que formaron parte de la vida de Susana Carpio Ormachea.

 

Susana Carpio nació en la ciudad de La Paz. Su padre Abelardo Carpio Calancha, era un “querendón” de los animales. Él tenía perros desde que era niño, así que desde chiquitita le enseñó que los animales no son sólo animales, sino parte de la familia. Los perros, gatos, patos gallinas, todos eran Carpio.

Susana y su padre ayudaron a los animales, recogían perritos de la calle que estaban atropellados, “flacuchos” y los llevaban a su hogar, donde su madre, con el tiempo aprendió a quererlos.

Era el año 1995, su cuñado, abogado, ayudó a conseguir personería jurídica para rescatar a todos los perros de la calle, envenenados, atropellados y abandonados. Ahí se encontraron a Pelusa, sus dueños, la habían envenenado para que no tenga crías. Y luego de salvarla, al día siguiente parió a 10 perritos.

Ella inauguró el albergue y en un domicilio particular los tuvieron durante 9 años hasta que compramos los terrenos de Achachicala de 1100 metros cuadrados.

Durante toda esta etapa, siempre estuvo con ella, en ese entonces, su novio, hoy su esposo Camilo Bocángel, administrador de empresas.

El amor que tiene Susana para con los animalitos, la llevó a hacer cosas muy arriesgadas, algunas de ellas que tienen que ver con entrarse a los domicilios a “robar” perritos maltratados y de sacrificar su tiempo familiar.

 

 

Susana Carpio Presidente de Animales SOS

 

Animales S.O.S. se fundó con tres personas, desde un principio nuestra organización se dedicó a auxiliar animales que agonizaban en las calles, fuimos los primeros en tener un albergue de animales desamparados, que funcionó en un domicilio durante nueve años, el año 2003 compramos y diseñamos el primer albergue para animales abandonados en Bolivia, el año 2002 instalamos una veterinaria para poder recaudar fondos.

 

Emergencias
Animales S.O.S. Bolivia