Peces en riesgo por la hidroeléctrica El Bala

Criterio sobre la sobrepoblación de animales en La Paz
June 12, 2017
Un boliviano consume 30 kg de carne de res al año
June 12, 2017

Peces en riesgo por la hidroeléctrica El Bala

El Gobierno se ha fijado una meta el 27 de julio y es la construcción de las represas de las hidroeléctricas  El Bala y El  Chepete para potenciar al país como un centro energético en la región, pero hasta el momento no hay estudios sobre los impactos ambientales. Según un biólogo, los primeros afectados por poner estos proyectos en marcha serán las más de 2.500 especies de peces que habitan en el Parque Nacional Madidi.

 “No podemos pedirles a los organismos, particularmente a los peces que  esperen un par de décadas porque el ecosistema se va a estabilizar para ese entonces, mientras tanto que se vayan de vacación o sean reubicados en otro lugar y puedan retornar eventualmente”, dijo el director de la carrera de Biología de la UMSA, Darío Achá.
El estudio de preinversión para la construcción de las represas costará 11,8 millones de dólares, pero ni la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE)   ni la italiana Geodata han realizado estudios sobre cuánto afectará la edificación de las represas a la biodiversidad y al medioambiente.
Achá, quien participó y expuso el “Impacto de contaminación ambiental y flujo genético”   en el foro Cambio Climático en el Madidi organizado por la UMSA, explicó que la construcción de estos proyectos causará una “alteración dramática en el ecosistema regional” y sobre todo para los peces.  “El efecto a mediano plazo  es que deben adaptarse bruscamente a estos cambios o simplemente perecer,  lo que ocurre obviamente es que perecen. Las principales víctimas son los peces”, aclaró.
Según varios estudios que citó el biólogo, hasta el momento se han registrado 2.500 especies de peces en el Madidi, pero que sin duda la cantidad asciende a 3.000 especies y que  al menos el 80% de éstas son propias de la región y que probablemente no se podrán habituar a otro lugar y morirán.
Peligrosas aguas cristalinas
 
 Una vez que el Gobierno empiece con la construcción de las represas se generará un corte artificial y de golpe, por lo que se evitará el flujo normal de sedimento que lleva el agua y provocará la desertización de los suelos, además de la muerte de los peces que se queden dentro y fuera de la represa.
“Van a volverse aguas más cristalinas, con menos carga de sedimento. Los peces también dependen de esos ciclos de inundación porque encuentran parte de su alimentación en estos periodos, incluso para su reproducción”, agregó.
El sedimento contiene varios químicos que alimentan a los peces y nutren también los suelos amazónicos de Beni a través de las inundaciones y el hecho de tener represas significa que ya no habrá nutrientes para los débiles suelos de este lugar. El experto afirmó que el impacto será devastador  en la  cuenca amazónica.
Las  pérdidas de vidas de peces, animales y de plantas es  inevitable y será más lenta, la construcción de las represas también incide en el tiempo de la descomposición. “El oxígeno disuelto en el agua no se distribuirá fácilmente y generará (…) fuerte presencia de bacterias anaerobias y sulfato-reductoras, ambas van a producir gases tóxicos como el  metano que es un gas más fuerte que el dióxido de carbono. Se genera un ambiente no apto para el desarrollo de peces”, añadió.

Desde 1997 se ha encontrado mercurio en los peces de la amazonia boliviana y brasilera, en Rurrenabaque y  Beni. Las bacterias  mencionadas producen el 50% de mercurio, y si se construyen las represas se creará un escenario  propicio   para su expansión. “La pérdida de esta biodiversidad no sólo nos afecta a  nosotros,  es una pérdida para  la humanidad”, manifestó.http://www.paginasiete.bo/sociedad/2016/10/9/peces-riesgo-hidroelectrica-112781.html

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *