Caso terrible de abuso con los animales

Usado para brujeria
June 12, 2017
Victima de comprar en la 16 de Julio (FERIA DE EL ALTO)
June 26, 2017

Caso terrible de abuso con los animales

El 1ro. de agosto de 1998 ante llamadas insistentes de los vecinos por gritos y presencia constante de cadáveres acudimos para verificar el caso y constatamos la presencia de muchos animales cerrados dentro de un cuarto de aproximadamente 3 x 4 metros. Los relatos de los vecinos eran macabros el que habitaba el cuarto era Javier Vacaflor Gutierrez, un hombre con notorios problemas mentales, se había apoderado de este cuarto hace más de diez años después de que su madre muriera misteriosamente.

Después de cuatro días el 5 de agosto acudimos con la Policía (P.A.C.) y la Perrera Municipal, lo que encontramos dentro de esa vivienda pudo confirmar que este señor tenía graves problemas de conducta, no existía dentro de la habitación ningún utensilio ni recipiente para preparar o servirse alimentos, el piso tenía aproximadamente una altura de 10 a 15 cm. de heces fecales acumuladas por años, el hedor era insoportable. Quince animales llenos de terror fueron a esconderse bajo un camastro lleno de trapos sucios sin ninguna frazada encima, uno de los animales murió en el momento en que lo sacábamos, ninguno de nosotros podía haber sospechado lo que descubriríamos después.

Todos estos animales fueron trasladados provisionalmente a la Perrera porque no contábamos con un espacio físico donde tenerlos. Fue ahí donde nos dimos cuenta que muchos de ellos no podían caminar bien porque no manejaban las patas traseras, tenían calambres constantes y muchas de las heces del canil presentaban rastros de sangre como de heridas recientes.

Solicitamos la asistencia de un médico veterinario para que pudiera hacer la evaluación de los animales, este trabajo fue muy difícil, los perritos estaban llenos de terror, tenían heridas recientes de armas corto – punzantes, una de las perras tenía una quemadura extensa en la pata trasera, muchos de ellos tenían los anos y las vaginas prolapsadas.

Javier Vacaflor Gutierrez no sólo abusó sexualmente a estos seres indefensos, el mutiló sus cuerpos sin compasión, los mantuvo al borde de la inanición, los quemó, los golpeó hasta el cansancio, en algunos casos hasta la muerte. Esta extremada violencia, producto sin lugar a dudas de una mente criminal, disminuyó física y psíquicamente a los catorce que pudieron ser rescatados el 5 de agosto de 1998, por Animales S.O.S., el P.A.C. y la Perrera Municipal. Uno de ellos no tuvo la suerte de salir de ese cuarto con vida, aparentemente murió con un paro cardiaco fruto de la tensión nerviosa a la que estaba sometido, estos catorce animales despojos de seres vivos, seres que no tienen voz para poder contarnos lo que realmente sucedió y lo que aún todavía les cuesta sobrellevar esta situación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *