La abandonaron hace meses cuando su familia se fue sin ella, algunos vecinos la alimentaron y anoche parió en la calle. La señora Justina Alejo de Méndez nos llamó muy tarde en la noche y la metió a su casa, la recogimos miércoles 29 de agosto, pero una de sus crías había muerto. Ahora está con nosotros, calientita y abrigada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.